UN TRISTE FINAL

Rechazaste el momento en que la mano se te fue tendida

Obligaste a tus sentimientos a esconderse tras la nada

El horizonte te parece cercano, la soledad es tu fiel compañera

Lamentas el día en que la maza de la inseguridad arrasó los cimientos de tu propio bienestar

Cada vez añoras más los momentos en que sus ojos curaban directamente

Todos los males que sobre tu ser pesaban,

Con una simple mirada hasta las llamas del mismo infierno imitaban

La más acogedora lumbre. Ahora reza para que tu vida eterna tenga solamente un triste final…