SUSURROS DE UNA DERROTA

Enterrando ilusiones vino al mundo un nuevo ser que formará parte de vuestras carentes rutinas

Tras una encarnizada lucha alimentada

Por mis sueños se esconde la realidad golpeando mi espalda con el látigo

De la ficción. Las yagas sacian mi sed de felicidad

Pero no ha sido suficiente

Una retirada a tiempo es una victoria

Pero una derrota tardía duele mas que cien puñales en mi garganta

Podéis conmemorar el fracaso de alguien cuyo anhelo solamente era burlar la vida con paso firme

Brindemos por un nuevo concepto de bienestar mientras atravesamos

Un pasillo de negras rosas cuyo final nos susurrará

El desenlace de una carrera ya perdida desde antes de su comienzo.